México el Centro del Mundo

México, el “centro del mundo”: La palabra “México” proviene del vocablo de origen náhuatl, con el que los mexicas designaban a la capital de su Estado. Los vocablos mētztli (luna), xictli (ombligo o centro), y -co (sufijo de lugar), dieron el significado de Lugar en el centro de la luna, o más precisamente, en el centro del lago de la luna, éste último nombre se usó para nombrar el lago de Texcoco.

También, el nombre de México se asocia con el dios Mexi (pronunciado en náhuatl [‘me∫i]), dado por los mexicas a su dios tutelar Huitzilopochtli (que significa el colibrí siniestro). De esta forma, México es el lugar donde habita Huitzilopochtli. Este mítico origen, también presupone que México era el centro del mundo o el lugar de donde fluía el agua hacia el universo. 

México es un país multiétnico. Antes de la conquista ya existían los 300 grupos étnolinguísticos que se conocen hoy. En 1519, el español Hernán Cortés, natural de Medellín, Badajoz, llegó a Cozumel, isla que pertenece al estado de Quintana Roo y desde allí incursionó el territorio mexicano. En aquel tiempo, los mexicas, etnia dominante, mantenía sometidos a los zempoaltecas y los tlaxcaltecas. Estos vieron la oportunidad de derrotarlos úniéndose a los conquistadores para luchar contra ellos. Fue así como el Imperio Azteca, La Gran Tenochtitlán, cayó en manos españolas y dio paso al surgimiento de la Nueva España. 

La colonización exterminó a miles de indígenas y trajo consigo la conquista religiosa. El animismo fue sustituido por el catolicismo. La avanzada militar española derribó los templos e ídolos paganos, construyó templos católicos y los obligó a bautizarse. Muchos indígenas se sometieron a este proceso como parte de su rendición, sin entender lo que hacían porque no hablaban español. 

Así, en este contexto histórico, México ha sobrevivido hasta nuestros días. Las etnias de México han preservado las raíces culturales de sus antepasados. Cada etnia tiene una riqueza extraordinaria en el idioma, artesanías, comida, música, poesía y vestidos típicos que las hace únicas. Sin embargo, sumado a esta belleza, la marginación en la que han vivido los indígenas mexicanos es evidente. Una gran limitante ha sido el uso y desarrollo de los idiomas maternos de México que por casi 500 años fueron considerados de segunda clase. Hoy, de acuerdo a la Ley General de los Derechos Lingüísticos promulgada en el año 2003, el español ya no es el idioma oficial, sino cada uno de los idiomas que se hablan en el territorio mexicano.

Esta ley está concientizando a los mexicanos para entender que la cultura étnica de México está incompleta sino se valora y preserva cada idioma.

El colorido entramado de la historia mexicana muestra que el México étnico sigue latiendo, sus idiomas están vivos, que posiblemente es el centro del mundo y que sí hay una fuente de agua fluyendo a las naciones, tribus y pueblos y lenguas, que nace desde aquí…hacia la eternidad.

Autora: Lic. Addy Duarte de Markham
Escrito para Wycliffe Alianza Global Wycliffe
Año 2006