Celebrando la Palabra, una y otra vez

por Ms. Diana Weber, Ph.D.

Perú

David y Diana Weber celebrando junto a los quechuas

Si alguien empuja y empuja, y finalmente pone a rodar una pelota, ¿cuánto tiempo sigue rodando después que quien la empuja deja de empujar? Aplicando este ejemplo a un programa lingüístico de SIL, los que empujan son a menudo un equipo de extranjeros y locales que trabajan conjuntamente en el análisis lingüístico, la alfabetización y especialmente en la traducción de la Biblia. Uno de los puntos culminantes es la dedicación de la Biblia o del Nuevo Testamento. A menudo es en ese momento cuando los extranjeros creen que ya han hecho lo suficiente, y dejan de ‘empujar’.

 

Miles de quechuas quieren tener su Biblia

Para el proyecto Quechua del Huallaga, ese punto llegó en el año 2011, en la dedicación de la Biblia. Fue un tiempo maravilloso, con más de 3500 personas que vinieron a dar la bienvenida a la nueva Biblia en Quechua del Huallaga. Y más allá de eso, fue una celebración de su identidad étnica.

 

Un hombre quechua leyendo por primera vez su Biblia

Pero la bola siguió rodando: poco tiempo después de la dedicación, la gente comenzó a hablar sobre la idea de celebrar un Aniversario de la Dedicación… ¡Y eso sucedió en agosto de 2012! Humbelina y Félix Cayco escribieron un informe excelente, con imágenes maravillosas.

 

Una multitud celebra el día de la presentación de la Biblia Quechua del Huallaga en la sierra peruana

Nótese cómo termina la carta… ¡con los planes para el próximo año! La bola sigue rodando sucesivamente. Incluso se podría decir que está acelerando, ya que el año que viene lo quieren celebrar durante dos días, en lugar de uno. ¿Y cómo lo van a financiar? A la manera quechua: con los quechuas comprometiéndose a contribuir con papas, ovejas, leña, etc.

¿No les parece algo… sustentable?

 

Fuente: Wycliffe Alianza Global