Clausura del Curso Fundamental en CAMAD

Del 27 de enero al 22 de febrero se realizó el  Curso Fundamental de Lingüística y Empatía Cultural en el Centro de Adiestramiento Misionero de las Asambleas de Dios en México CAMAD, en la ciudad de Oaxaca, Oax.  Por segundo año consecutivo, este curso es parte de la capacitación a los misioneros transculturales. Los directivos de CAMAD expresaron que han observado cambios importantes en el impacto que tiene el aprendizaje del idioma de la comunidad etnolingüística en donde los misioneros en formación realizan sus prácticas o han sido asignados.
En este ciclo, la nueva generación de maestros tuvieron el privilegio de impartir las 4 materias básicas: Dana Rivas (Antropología),  Elia Saraí de Galván y Lidia Pompeyo (Lingüística), Jaime (Fonética) y Ana Cetina (Adquisición de una Segunda Lengua).  Los 15 estudiantes, aprendieron el mixteco de peñoles con la asesoría de dos jóvenes líderes de la iglesia hablantes de este idioma.

Cabe mencionar, que durante los fines de semana, el grupo de estudiantes realizó tareas  y prácticas transculturales, entre ellas, la visita a una comunidad mixteca asentada en  una población cercana a Oaxaca. Allí tuvieron la oportunidad de convivir, aprender un poco de la cultura y del idioma.

El curso fue de 160 horas, durante 4 semanas.  El equipo de maestros integrado por  5 personas y un total de  6  personas en la administración y coordinación del curso. Un total de 11 personas involucradas. Damos gracias a Dios porque de esta generación, creemos que varios estudiantes  tuvieron la oportunidad de descubrir  algunos de sus dones, lo cual les ha abierto la posibilidad de considerar  ir hacia el ministerio de la traducción de la Biblia.

Por otro lado, cabe mencionar que este curso ha sido un  desafío enorme para cada uno de los que participamos y también una oportunidad de sembrar tiempo, finanzas y vida.   Nuestra convicción es que el grupo de egresados  saldrá  al campo de Su misión, llevando consigo las herramientas para aprender el idioma, conocer a la gente y trasmitir el mensaje de esperanza en el idioma del corazón  de ellos.  Oramos para que cada estudiante  vea y entienda que en la misión transcultural, aprender el idioma de una comunidad etnolingüística, no es perder el tiempo, es un acto de amor mediante el cual mostramos el verdadero amor de Cristo por cada tribu, pueblo, lengua y nación (ethne).