Orando: En la Recta Final

FotoRectaFinal03¿Te acuerdas de tu primera Biblia? La primera Biblia que puedo recordar que recibí fue un regalo de la Iglesia donde crecí. A todos los niños y las niñas en la escuela dominical se les dio una Biblia cuando pasaron a la clase de quinto grado. Estoy seguro que hubo alguna ceremonia pequeña, pero no lo recuerdo realmente. Y aunque aún recuerdo la Biblia, ya no la tengo. Pero he tenido más en los cuarenta o más años desde entonces. Parece que siempre tuve una Biblia u otra. Probablemente es lo mismo para ti.

Pero ¿puedes imaginarte si hablaras un idioma que todavía no tiene la Biblia? ¡Piensa en lo que te estarías perdiendo! Si fueras afortunado, tal vez la Biblia podría existir en otro idioma que puedas entender. Pero aun así, no sería lo mismo.

Un traductor Bíblico Quechua de Perú una vez dijo: “Tener nuestra comida espiritual de una Biblia en Español es como intentar comer una sopa con un tenedor. Podemos probarla un poco, pero no podemos alimentarnos. Usar la Escritura Quechua es como comer una sopa con una cuchara —Podemos de verdad alimentarnos.”
Tener la Palabra de Dios en tu propio idioma hace la diferencia. Mientras vivía en África, mi familia y yo teníamos el privilegio de ver llegar nuevas traducciones de las Escrituras a varias comunidades de idioma diferente. Estos eventos son una celebración tremenda, lleno de cantos y danzas, discursos y coros, y lágrimas de gozo. Gente viene desde cerca y desde lejos por un día completo de fiesta — ¡un banquete! Algunos de mis recuerdos favoritos de esos eventos era ver a personas impacientes por comprar la Palabra de Dios en su propio idioma —verlos tomarla con sus manos y leerla, y saber que hablaba a sus corazones.

Quizá yo no celebré mi primera Biblia con la misma alegría, pero estoy seguro que estaba orgulloso y emocionado de tenerla. Y lo más importante, las palabras y el mensaje aún me hablan ahora, porque la Biblia está en mi idioma.
Las personas resaltadas en este libro (Guía de Oración La Recta Final) pronto tendrán Nuevos Testamentos o Biblias en sus propios idiomas. Estos proyectos de traducción están cerca de completarse; se están preparando para cruzar La Recta Final. Nos enfocamos en ellos porque es el tiempo donde generalmente los ataques espirituales se incrementan. El enemigo hará cualquier cosa para evitar que las personas reciban y usen la Palabra de Dios.

¿Orarías por estos proyectos de traducción y equipos? Pídele a Dios que guíe a cada equipo en medio de cualquier reto que esté adelante. Traducir la Biblia es un largo y arduo viaje que involucra muchas etapas y numerosas personas, pero estoy convencido que no hay ninguna etapa más importante que la oración y ninguna persona es más crucial que aquellos que interceden. Nuestras oraciones pueden preparar la mesa y preparar el alimento del banquete que va a transformar vidas y comunidades por la eternidad.

 

Con gratitud por tus oraciones,

Todd Nelson

Vice Presidente de Ministerios de Oración

Wycliffe Traductores de la Biblia, EE.UU.

 

Guía de Oración:

LaRectaFinal2014