V2025 / Declaración de Brasilia

V2025 / Declaración de Brasilia


Visión 20/25

La V2025, comienza, se origina en el mes junio del año 1999, en una reunión de Wycliffe y ILV en USA. Este fue el cambio más grande que ha tenido Wycliffe.  A continuación transcribimos algunos documentos de Wycliffe Int., de aquélla reunión:

Desarrollo de la Visión 2025

Poco después que John Watters asumiera, tras su elección como Director Ejecutivo para WBTI y SIL en 1998, él comenzó a evaluar el progreso de la organización y se dio cuenta que a la manera actual del progreso de traducción, éste podría tomar hasta el año 2150 antes que se pudiera comenzar el último proyecto de traducción. Pero le pareció a John que para el agrado y honor de Dios, mientras más pronto la gente de los grupos tuviera la Palabra de Dios, sería mejor.

Explorando sus ideas en unión con las juntas de WBTI y SIL, John fue animado a llevar adelante la visión. El documento se dirigió a las áreas Wycliffe y SIL y a las entidades del SIL para retro-alimentación.

Conforme John pasaba tiempo orando y recibía retro-alimentación de muchas fuentes, vislumbró una visión para el futuro de la traducción de la Biblia, la cual resultó ser Visión 2025.

La Visión 2025 propone que “para el año 2025 el proyecto de traducción de la Biblia estará en progreso para cada grupo de personas que lo necesiten.”

Después de mucha discusión y oración en la Conferencia Internacional del SIL y la Convención Internacional WBTI en Junio de 1999, las dos corporaciones votaron para adoptar la Visión 2025.

Visión 2025 movimiento de 1999 Conferencia y Convención

“Motivada por la urgente necesidad para que todas las personas tengan acceso a la Palabra de Dios en un idioma que hable a sus corazones y reafirmando nuestros valores históricos y nuestra confianza en Dios para lograr lo imposible.”

“Nosotros abrazamos la visión que para el año 2025 habrá un proyecto en progreso de traducción de la Biblia para cada grupo de personas que lo necesiten”.

Pero en el contexto latinoamericano, no fue sino hasta la Reunión que se tuvo en Brasilia el año 2002, donde se planteó uno de los desafíos mas grande de la historia de la traducción de la Biblia para Latinoamérica.

Producto de esa reunión es que se redactó la “Declaración de Brasilia” donde cada país latinoamericano, hemos adoptamos esa visión.


Declaración de Brasilia

Nosotros, representantes de organizaciones misioneras involucradas en la traducción de la Biblia, y líderes evangélicos de 14 países latinoamericanos, convocados por Wycliffe Américas al “Primer Foro de Movilización de América Latina Para la Traducción de la Biblia”, ante la realidad de que unas 3000 lenguas en todo el mundo carecen de las Sagradas Escrituras, y compartiendo la visión de establecer un equipo de traducción para cada una de ellas hasta el año 2025, como grupo de trabajo nos comprometemos a:

  • Movilizar a las Iglesias latinoamericanas hacia un urgente proceso de oración, acción y envío de misioneros;
  • Fomentar alianzas estratégicas entre las iglesias, las organizaciones y los grupos etnolingüísticos;
  • Fortalecer y acompañar el proceso de reclutamiento, selección, capacitación, envío y cuidado integral de los misioneros;

Para el cumplimiento efectivo de estas metas proponemos establecernos como una Alianza Latinoamericana orientada a la Traducción de la Biblia y capacitarnos continuamente, estableciendo programas y plazos que evaluaremos a nivel regional.

Ante este desafío, confiando en la gracia del Señor y la guía del Espíritu Santo JUNTOS PODEMOS!

Brasilia, 21 de Noviembre de 2002


¿Cuáles son los  ejes de la  Visión 2025?

1.- La URGENCIA, está basada en el profundo afecto de Dios por la humanidad y su deseo de que todo individuo entre en una relación personal con Él y que Su Reino venga a la tierra. (Mateo 28:18-20; Ap. 5:9, 7:9) 

2.- ALIANZAS ESTRATÉGICAS,  para lograr lo que es imposible solos y sin embargo es posible trabajando juntos bajo la dirección de  Dios (Ec. 4:9-12) 

3.- DESARROLLO DE CAPACIDAD, personal capacitado, suficientes fondos, infraestructuras, y redes de trabajo que proveen dirección, consultoría y finanzas. (Hab. 2:2-3) 

4.- DESARROLLO SOSTENIBLE, para que las comunidades puedan continuar el trabajo de traducción, uso de las Escrituras y servicios compasivos. (Luc. 14:28-30) 

5.- ESTRATEGIAS CREATIVAS, cambios, adaptación y ampliación de  nuestras estrategias para aumentar nuestra eficacia y apertura a la dirección de  Dios. (Hech. 16:9-10)